Silagra 25 mg priceEasy to buy vivanzaSildenafil citrate generic vs viagraBuy propecia online canadaCosto pastillas cytotec peru aproximado de las Esto no es una reconciliación

Cabecera

LLegar a casa escuchando un disco de Fabián. No importa cual.
Aterrizar en mi (más que nunca) desordenada librería pensando que después de tantas críticas ya es hora de reconciliarse con Cortázar.
Jugar de nuevo a la Rayuela, a ver dónde cae la piedra.

[...]
- ¿A usted no le gustaría escuchar música?
- ¿A esta hora? Se va a depertar el niño.
- No, vamos a poner muy bajo un disco, sería perfecto escuchar un cuarteto. Se puede poner tan bajo que solamente escucharemos nosotros, ahora va a ver

Igual antes no estaba preparado.
          Y puede que ahora tampoco.

          No importa.

Esto no es una reconciliación.

Tiembla

frio

Tiembla.

Le atrapa el frío a pesar de taparse con pijama, sábana, manta y edredón. A pesar de rodearle tantos cojines en una vacía cama de matrimonio.

Tiembla.
Cada vez más rápido.

Descienden las temperaturas fuera. (Probablemente se note)

Pero el interior entiende de otras cosas. (O tal vez no)

… (Y tiembla)

Foto cabecera: Original por Taylor Dawn Fortune, recortada por mí.

Pepephone: excepcional

Logo_pepephone1

Lleva dos días circulando por la red, pero dado que escribo entradas cuando tengo que reprochar algo a ciertas empresas, me parece justo escribir cuando se hacen las cosas muy bien.

El 25 de agosto los clientes de Pepephone no pudimos usar durante un breve espacio de tiempo la red de datos por un problema ajeno a la empresa. Yo particularmente no sufrí ningún perjuicio ya que en ese momento no usé el iPad en el que está la tarjeta de Pepephone. Ayer un poco antes de las 9 de la noche me llegó el mail que reproduzco a continuación:

Estimado cliente,
Es probable que no lo hayas percibido, pero el pasado día 25 de agosto de 2011 nuestro servicio de acceso a Internet 3G sufrió una interrupción de 65 minutos, entre las 13:25 y las 14:30h.

Esta corta interrupción general, que ocurre por primera vez en 4 años, ha sido completamente ajena a la operación de Pepephone y tuvo su origen en la caída de un sistema de nuestro proveedor de red -Vodafone- que fue solucionada rápidamente por ellos.

Lamentamos enormemente el inconveniente que hayas podido sufrir durante este corte si te afectó; y si no lo notaste, nos alegramos de que sea así. En todo caso, te pedimos disculpas por lo ocurrido, ya que nuestro compromiso es responder e informarte con la misma transparencia cuando las cosas van bien como cuando hay problemas.

Según la ley, este tipo de interrupción no debe generar compensación automática al ser inferior a 6 horas y, en todo caso, si el cliente se toma la molestia de dedicar su tiempo a escribir reclamaciones, perdiendo más tiempo del que ha estado sin servicio, la indemnización debería consistir en un prorrateo proporcional de su cuota mensual equivalente a esos 65 minutos de interrupción del servicio (¡un 1,3 por mil del la cuota!).

Como además de trabajar en Pepephone, también somos clientes de compañías de telecomunicaciones, entendemos perfectamente que no ser compensado o tener que perder el tiempo escribiendo reclamaciones para recibir una compensación ridícula no es razonable. Por ello, en tu próxima factura de septiembre (no nos da tiempo a hacerlo en agosto) te descontaremos el 10% de tu cuota de acceso a Internet, equivalente a haber estado 3 días completos sin conexión.

Deseamos en tu caso que te estés encontrando este descuento sin ni siquiera haberte enterado de que el servicio se había caído, pero también es probable que hayas sufrido amargamente esa hora sin conexión y el equivalente a 3 días no te parezca suficiente.

Nuestro compromiso es aplicar automáticamente la indemnización a todos los clientes, tanto si han sido afectados como si no, sin que tengan que hacer nada ni perder el tiempo. En todo caso, esta indemnización no afecta en absoluto a tu derecho a reclamar lo que tú consideres justo.

Atentamente,
El Equipo de Pepephone

El servicio de atención al cliente de Pepephone es excepcional. Un oasis en el infierno que suponen las compañías telefónicas. Un clarísimo acierto haber elegido esta compañía, y ya espero a que se acabe mi permanencia con vodafone para pedir la portabilidad.

Simyo me putea (II)

simyo

Como ya os dije en la entrada Simyo me putea, el día 22 de Julio la historia con la empresa de telefonía móvil aún no había terminado. Tras darme de baja el día 21 por internet, proceso que ellos te dicen que puedes seguir, el día 22 recibo un email diciéndome que me habían mandado un nuevo duplicado de tarjeta, esta vez una microSIM. Por supuesto, les respondí diciendo que excusaban hacerlo ya que el día anterior me había dado de baja, seguí insistiendo en que me explicasen cual era el proceso de activación del servicio y les pedí la devolución del dinero de los gastos de envío de la tarjeta.

La respuesta por parte de Simyo me dejó perplejo. Me dijeron que efectivamente había solicitado la baja pero que no se había tramitado por un error del sistema, así que si quería darme de baja lo mejor es que llamase por teléfono. Eran conscientes de mi intención de darme de baja, tenían un registro que indicaba que lo había hecho y sin embargo no me habían dado de baja. Les pedí una explicación el día 23 y me tocó esperar.

El SAT de Simyo se da un plazo de 3 días para responder las cuestiones recibidas por email, un tiempo excesivo en mi opinión, pero supongo que recibirán varias consultas al correo. El caso es que nunca tuve que esperar más de 24 horas, hasta este día. El día 25, dentro de su plazo de 3 días, recibo una respuesta que me indica que la orden no se procesó bien, que no me pueden devolver el importe porque el servicio se había activado, que mire en el buzón porque la primera tarjeta microSIM tenía que estar allí, que ya me estaban mandando otro duplicado y que tenía una tarifa excelente. Mucha información de golpe, ¿verdad? Pues imaginaos eso mismo si sólo hay un signo de puntuación (una coma) en un texto que me habla de 5 cosas diferentes. De locos. Y sin embargo, ni una palabra del proceso de activación del servicio.

Dado que por email no me iban a resolver nada y ya estaba cansado de esperar, llamé al teléfono de atención al cliente de la compañía. Anteriormente me he quejado de que la primera teleoperadora con la que hablé era maleducada y que por email no solo no me solucionaban las cosas si no que no me respondían otras. En resumen, que el SAT de Simyo resulta bastante poco eficiente. Sin embargo, en esta segunda llamada al teléfono, la teleoperadora fue muy amable respondiendo mis preguntas y muy eficiente realizando el proceso de mi baja de manera rápida. Deduzco entonces que el SAT de Simyo no es poco eficiente, son algunos de los miembros de este SAT los incompetentes.

La amable teleoperadora realizó el proceso de baja, y luego le hice unas preguntas. A la de cómo se activa el servicio me explicó que se activa automáticamente en el momento en el que hay un cargo a facturar. Al preguntarle qué se me factura me dijo que desconocía ese dato, que me pusiese en contacto por email con ellos. Antes de colgar le pregunté si disponía de la fecha de activación del servicio, su respuesta fue el 11 de Julio. Perfecto.

Una vez finalizada la llamada me dispuse a escribir este email:

Buenas tardes,

Acabo de hablar con su servicio de atención al cliente y al preguntarles la fecha de activación del servicio (razón por la cual ustedes me dicen que no me pueden devolver el dinero de gastos de envío de una SIM que nunca llegó correctamente) me indican que fue el 11 de Julio de 2011, el mismo día que me di de alta en Simyo.
Al volverle a preguntar como es eso posible, me indican que les escriba un email a esta dirección para que me expliquen la razón real de activación del sistema.

Esa es la razón por la que les escribo, para que me respondan como es posible que se haya activado el servicio sin que yo tuviera la tarjeta microSIM. Espero que lo hagan sin rodees, y una vez se den cuenta de su error decidan devolverme el importe cargado en la tarjeta de crédito.

Un saludo

A las 26 horas recibí su respuesta informándome que tras verificarlo en su sistema se ha pasado nota al departamento encargado y que ellos procederían a realizar la devolución.

Así ha terminado mi relación con Simyo, espero que para siempre.

La estrategia del agua – Lorenzo Silva

agua

La estrategia del agua
  FICHA TÉCNICA
  Título: La Estrategia del agua
  Autor: Lorenzo Silva
  Editorial: Destino
  Edición: Febrero 2011
  ISBN: 978-84-233-4322-5

Acabo de terminar La estrategia del agua, sexta y última entrega hasta el momento de la serie de libros que nos cuentan las andanzas de la pareja de guardia civiles Bevilacqua y Chamorro. Y he de reconocer que me he sentido con el sexto igual que con el primero: Enganchado.

La estrategia del agua empieza con la aparición del cadáver de un hombre en el ascensor de su casa con dos tiros en la nuca. Nuestra pareja de investigadores, acompañados de Arnau, un guardia nuevo, se disponen a diseccionar el caso en tantos pedazos como haga falta para así poder dar con el culpable que apretó el gatillo y quién le indujo a hacerlo, si ese fuese el caso.

Estos libros escritos por Lorenzo Silva me han enganchado. Alguno más que otro, lo reconozco. Y probablemente si me tengo que decantar por uno lo haría por el primero o el último. Pero a excepción de Nadie vale más que otro, que no es una novela completa sino un libro con 4 casos cortos y sencillos, y La reina sin espejo, que me ha parecido el menos interesante, los otros 4 me han atrapado desde el principio del libro. Hasta tal punto que la simpatía por Vila y Virginia ya no es solo profesional si no que sus relaciones afectivas también me han resultado interesantes. No sé si Lorenzo Silva tiene pensado hacer más libros de esta serie, pero yo lo espero como agua de mayo.

Los recomiendo enormemente. Si te gusta la novela negra o quieres dar un primer paso para descubrirla, estos libros son lo que buscas.

Ahora mismo me adentro en La guía del autoestopista galáctico. Libro que me prestó hace muchos años mi querida Nat y que le devolví sin haberlo leído. Ahora no se me escapa.


Foto cabecera: Original por Pacensepateso, recortada por mí.